LA IMPORTANCIA DEL DIAFRAGMA

El diafragma es el musculo más somático que existe en nuestro cuerpo y se ve especialmente afectado por el estrés.  El estrés y la ansiedad incrementan su tono y lo contraen, limitando la capacidad de movimiento del diafragma y por tanto bloqueando la respiración.  Esto provoca consecuencias negativas que afectan a todo el organismo, especialmente a otros músculos y vísceras, y concretamente al psoas y lumbares. Esto se traduce en dolor lumbar y falta de oxigenación.

Consecuencia de su excesiva tensión se produce el bloqueo inspiratorio del que se derivan otras complicaciones: reducción de la capacidad de oxigenación, dificulta la digestión y de circulación venosa, bloquea el movimiento peristáltico que paraliza la movilidad del tránsito intestinal, etc…

El diafragma esta perforado por tres orificios por donde pasan respectivamente: la vena cava inferior, la arteria aorta y el esófago. El hiato aórtico (para el paso de la arteria aorta) y el hiato esofágico (para el paso del esófago), el orificio de la vena cava. Además el diafragma es atravesado por nervios y vasos linfáticos.
El diafragma tiene muchos puntos de inserción, muchos de ellos a nivel de la caja torácica: en el esternón, las costillas, pared costal y ligamentos abdominales.

El pilar de las lumbares va desde la 12ª costilla hasta la 1ª vertebra lumbar, de ahí que su exceso de tono implique molestias importantes en la zona lumbar.

Además las dificultades en el movimiento peristáltico impiden o dificultan la evacuación intestinal también se manifestarán con molestias en la zona lumbar.

Cuando el diafragma está relajado, goza de libertad de movimiento y ejerce un suave  masaje que estimula la actividad del resto de los órganos y vísceras de la cavidad abdominal. Su paralización por bloqueo inspiratorio originado por el estrés bloquea este movimiento y dificulta todas las funciones orgánicas.

¿CÓMO PODEMOS RELAJAR EL DIAFRAGMA?

A través de técnicas de respiración (pranayamas), técnicas de relajación y conciencia corporal y atención plena conseguimos llevar la atención al cuerpo y en concreto a la respiración. Poner el foco en el cuerpo físico y mas concretamente en el movimiento que ejerce en el cuerpo la libre respiración va a llevar a la mente a salir del plano mental y calmarse. Llevar la atención a la respiración nos conduce derechos a la calma y el bienestar físico y mental. Es la única vía consciente para salir de la vorágine de pensamientos incesantes que nos mantienen en continuo estado de alerta y nos llegan al agotamiento y al estrés.

Las técnicas de respiración consciente y técnicas para el manejo y gestión del estrés y la ansiedad cobran vital importancia hoy en día. Para ello te ofrezco sesiones personalizadas con la que comenzar tu práctica personal cómodamente en casa siguiendo mis indicaciones.

Además en consulta podemos trabajar el masaje de diafragma y en aprenderás como hacer varios automasajes de diafragma en casa.

Abrir chat